Reseña de «La sombra de la Gioconda» de Alejandra de San Cristóbal

Por David Lorén Bielsa

Toca la primera reseña que redacto especialmente para el Premio Literario Amazon 2022 y lo hago con una de mis autoras independientes preferidas —y que mejor me cae—. Hablo de Alejandra de San Cristóbal y su nuevo thriller histórico, un género en el que comienza a despuntar por su buen hacer y con el que tras «El maestro de ilusiones» y «La clave de Agatha» se ha ganado a toda una legión de fieles lectores. Solo hace falta ver la cantidad de libros en físico que le piden y se ve obligada a firmar. Y sé que no es postureo, porque el ranking de Amazon y las reseñas y valoraciones le acompañan.

Puede que también tenga que ver el buen rollo que desprende en redes y su insaciable actividad en ellas, pero es indudable que algo así solo se sostiene si se trabaja bien los textos. Y os puedo asegurar que Alejandra ha ido mejorando novela a novela, por lo que si sigue así no será de extrañar que, si no ocurre este año, acabemos viéndola como merecida finalista.

Pero no adelantemos acontecimientos. Primero, vamos con mi reseña de «La sombra de la Gioconda».

Sinopsis:

En el París de los años treinta, uno de los ladrones más buscados de toda Francia recibe una extraña nota. En ella, bajo un enigmático seudónimo, se le ofrece el que puede ser el trabajo más importante de su vida.
Una mansión siniestra, un anciano demente que repite de forma incansable historias desconcertantes, un ama de llaves sin escrúpulos, una cocinera que esconde algo, un jardinero silencioso como un fantasma, secretos ocultos en las paredes…
Si desea alcanzar su objetivo, deberá dejar atrás todas las premisas que le han mantenido con vida en el pasado.
Accederá a convertirse en una pieza de ajedrez, movida, desde las sombras, por una mano desconocida.
La partida está a punto de empezar, y con ella se desvelará un engaño mundial urdido décadas atrás.
Que comience el juego.

Reseña:

Tras lo que parece un simple homenaje a Arsenio Lupin, se oculta todo un thriller criminal histórico con una estructura narrativa que es toda una delicia del entretenimiento. La historia arranca con un prólogo que sirve de excelente gancho y que incluye un excelente giro argumental que incluye una inmejorable presentación para el protagonista. Es de esos arranques que, tal como los lees, sabes que lo que venga después no puede defraudar.

Acto seguido la trama continúa en la Mansión Sartre, donde se nos presentarán unos pocos personajes que dan una excelente sensación de misterio. Es decir, será tan evidente que todos ocultan algo —con dosis exactas—, que es imposible no querer seguir leyendo para desentrañar los secretos de cada uno, que se sumarán al de la propia trama principal. No he podido evitar engancharme, porque la historia está diseñada exactamente para eso.

Sin caer en el spoiler ni desvelar ningún detalle que puedan ensombrecer la lectura, quiero destacar la estructura narrativa que comentaba al principio, que me ha parecido perfecta. En primer lugar porque divide la trama en dos actos o partes bien diferenciadas y que suponen que la historia siga siendo entretenida aunque vayan pasando las páginas. En segundo lugar por los flashbacks bien introducidos y ejecutados que van dando las pistas que necesitamos con cuentagotas. No podréis evitar hacer vuestras propias teorías e hipótesis, y —acertéis o no— eso es maravilloso. En tercer lugar porque el crescendo a medida que se acerca el final está muy bien ejecutado, lo que aumenta la tensión en su justa medida antes de alcanzar el desenlace. Y en cuarto lugar porque ese mismo desenlace es muy bueno, no defrauda y mantiene la coherencia narrativa.

Así que no puedo hacer otra cosa más que alabar a la autora y su novela, así como felicitarla por haber hecho un producto de entretenimiento tan redondo, que cumple a la perfección con su cometido y que además, a pesar de ser ficción, consigue ser verosímil con el contexto histórico y los datos que se saben ciertos. El universo Alejandra de San Cristóbal crece, tanto como su fama y su legión de fans, porque se nota el mimo y el cariño que deposita en sus historias, y porque además en sus tramas el tiempo pasa volando. Casi como si te lo robaran…

Clica en la imagen para ir a la página de compra

SOBRE LA AUTORA:

Alejandra de San Cristóbal, nacida en Vizcaya hace cuatro décadas, se siente cántabra de adopción. Diplomada en Educación social y lectora voraz, no se lanzó a publicar su primera novela, “Awen: Viajeros de la noche”, hasta el año 2018, marcando con ella el comienzo de una trilogía juvenil llena de aventura y fantasía. Tras este título llegaron “El segundo viaje Awen: La pirámide negra” y “El tercer viaje Awen: El volcán rojo”, dejando clara la predilección de la autora por los enigmas y acertijos, siempre presentes en sus historias.

En el año 2020 cambió de registro para adentrarse de lleno en el mundo del misterio, donde datos históricos reales se entremezclan con la ficción. Así llegaron “El maestro de ilusiones” y “La clave de Agatha”, dos historias en las que el lector puede formar parte de curiosos equipos de investigación, siguiendo la pista de personajes tan célebres como Harry Houdini o Agatha Christie.

Con la publicación de su nueva novela titulada “La sombra de la Gioconda”, un trepidante viaje que desvelará la verdad sobre un engaño mundial urdido más de un siglo atrás, Alejandra se reafirma como una escritora de suspense en cuyas obras destacan los giros inesperados y los finales sorprendentes.


Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s