Reseña de «Toletum» de Mireia Giménez Higón

Por David Lorén Bielsa

Es para mí un honor poder poner esta reseña en el blog, no solo por la amistad que considero que ya me une a la autora de esta novela —también cocreadora de este grupo y blog, y conductora de la sección Novela e historia—, sino porque os tengo acostumbrados a analizar solo obras de literatura fantástica. Aquí me meto de lleno en novela histórica y de aventuras, muy lejos de mi zona de confort. Aunque en realidad, si lo analizo fríamente, tampoco tanto.

Os presento «Toletum: una aventura de otra época» de Mireia Giménez Higón y os cuento ya prontito por qué tenéis que leerla sí o sí.

Sinopsis:

En una España herida de mediados del siglo XIX, una reliquia legendaria escondida en las misteriosas calles de Toledo será el detonante que enfrentará a nobles, regios y antiguas sociedades secretas, que no cederán ante nada ni nadie con tal de hacerse con el preciado tesoro.
El futuro de España está en juego.
El final de una estirpe se acerca.
Solo uno conseguirá la reliquia.

Reseña:

Una reseña sencilla, que no obstante cumple con los ítems que se esperan de una obra así, y una misteriosa portada son las cartas de presentación de esta novela de Mireia. Lo que comenzó como una obra capitular que se podía leer en Facebook, se ha terminado convirtiendo en toda una novela cuyas valoraciones y reseñas en Amazon no le hacen ninguna justicia.

Lo primero que hay que saber de la autora es que hace un trabajo de documentación excelente, como siempre, en parte porque domina a la perfección el período histórico que trata. En ese sentido se nota muchísimo el mimo que le pone y la dedicación obsesiva para que la ambientación se sienta real y plausible.

Lo siguiente a destacar es la pluma, la forma en la que está escrita. Esto ya lo comenté en la anterior reseña que le hice a la autora, Madrid: 1808, porque tiene un estilo que consigue meterle a uno de lleno en el momento histórico. Es evidente que tiene cogido el pulso a dicha forma de narrar, pero en Toletum además consigue que parezca que lo hace con una naturalidad envidiosa.

Sobre esto, cabe también hacer mención a la forma que tiene la autora de usar las descripciones. En Madrid: 1808 no pude saborear bien ese detalle, porque era una novela corta centrada más en los sucesos. Aquí Mireia se explaya a gusto, demostrando que estudia muy bien los recursos narrativos que introduce en el texto. Os voy a poner a continuación un ejemplo de descripción de presentación de uno de los personajes protagonistas. Es digno de tomar nota.

Edgar, a quien llamaban el Español, había vivido allí desde que su madre lo parió en un local de mala muerte fruto de un romance con cierto corsario toledano. Fue criado en las costas del mar Caribe. Con el tiempo aprendió a nadar y a navegar cual antiguo lobo de mar. Era un joven robusto como el mismísimo Neptuno, resistente como un acantilado y ágil como un delfín bajo las aguas. El tiempo le había convertido en un marinero de secretos inconfesables, reservado y observador. Tenía cierto atractivo para con las mujeres. Las marcas de reyertas y otras batallas habían hecho de su rostro aún más varonil.

Fragmento de «Toletum»

Sobre la trama sabéis que no me gusta nada desvelar detalles, pero os puedo decir que es una novela de aventuras. Con un ritmo lento —pero no aburrido—, se va cocinando lo que claramente vemos que desembocará, gracias al ritmo que va en aumento, en una secuencia de acción bastante larga y completa que satisfará a los amantes del género, sin que en ningún momento pierda la verosimilitud de la que se hace gala en toda la obra.

Los personajes protagonistas, como el que he puesto arriba de ejemplo, también son dignos de mención, puesto que a medida que avanza la trama me ha sido imposible no cogerles auténtico cariño. Son tan realistas y plausibles, y están tan bien psicológicamente dibujados, que es imposible no sentirlos como parte —aunque temporal— del mundo que nos rodea. Cobran vida y eso es una maravilla.

Nótese que también incluye elementos de thriller muy bien integrados, no solo por el misterio que destila el mismo argumento, sino porque hay unos cuántos giros argumentales muy muy bien resueltos. Sin ir más lejos, a pesar de que siempre me jacto de estar pendiente de los detalles, me comí sin verlo venir el principal giro de timón; magistral, que además abre nuevas perspectivas y hace que tenga sentido una relectura. No doy pistas, pero vale la pena prestar atención a los indicios que la autora introduce en el texto.

Y para terminar, tengo que añadir que contiene un huevo de pascua que conecta esta obra con la de Madrid: 1808. Así que se hace evidente que ambas historias, a pesar de transcurrir en épocas diferentes, pertenecen a un mismo universo compartido. Algo que puede que estemos muy acostumbrados a ver en historias fantásticas, pero no tanto en novela histórica. Es un recurso narrativo que adoro, puesto que premia a los lectores fieles. El tiempo invertido aún tiene más recompensa.

Puede que al final haya quedado algún fleco suelto, alguna subtrama, que me hubiera gustado verla mejor resuelta. Puede que la autora haya querido dejar dichos detalles pendientes para desvelar la consecución más adelante, en obras posteriores, o que haya preferido dejarlo a la imaginación del lector. no se lo tengo en cuenta, porque el resto de la novela está repleta de detalles muy profesionales que dejan patente el nivel literario del que la autora hace gala.

En conclusión, Toletum es una obra histórica a tener muy en cuenta. Un thriller histórico de aventuras que te sumerge de lleno en un entorno fascinante, con personajes realistas a los que se les coge cariño, y una ambientación de una verosimilitud abrumadora. El estilo personal de la autora nos sumerge de lleno en la trama, que transcurre de forma pausada hasta llegar a un final épico, de infarto, que deja un tremendo buen sabor de boca literario.

Imposible que los amantes de la literatura histórica española no la lean; obligatoria para los amantes de las novelas de aventuras. Un gran thriller histórico, una maravillosa novela de aventuras.

ENLACE DE COMPRA

SOBRE MIREIA GIMÉNEZ HIGÓN:

Nacida en 1983 en Valencia. La historia ha formado parte de su vida, siempre ha sido así. Le encanta explorar épocas pasadas para empaparse con sus lecciones, para aprender de sus logros y errores. Se ha especializado en historia militar e historia decimonónica española e inglesa en particular y europea en general. Del mismo modo, las letras han sido sus compañeras desde niña perdiendo la noción del tiempo mientras leía páginas y páginas de tantos libros cayeran en sus manos. Gracias a los libros ha tenido la oportunidad de trabajar como colaboradora en los programas de radio: Ya estamos todos (Radiosport Valencia) y Obligaciones las justas (Plazaradio Valencia) hasta diciembre de 2021. Coordinadora de los clubs de lectura de Novela Histórica en Facebook y del Germana Defoix en Lliria (Valencia).

OBRAS PUBLICADAS:

  • Madrid 1808, las armas al pueblo. Obra seleccionada por la concejalía de la Comunidad de Madrid para formar parte del catálogo de las bibliotecas municipales de la Comunidad Autónoma.
  • El viaje que se convirtió en leyenda.
  • Halloween. Relatos de leyenda. Nº1 en Amazon.es en su categoría.
  • Toletum, una aventura de otra época. Novela seleccionada para su presentación en la Semana de Novela Histórica de Cartagena (2021)
  • Leyendas de Rodrigo de Viena.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS LITERARIOS:

  • 1º PREMIO 150 Aniversario de Alicia en el país de las maravillas (2015)
  • FINALISTA PREMIO SANT JORDI 2019 Pandora Magazine
  • MENCIONES:
    • Cartas que nunca escribiste, ojos verdes ediciones (2016)
    • Mi princesa RETT, Leibros editorial (2016)
    • Cartas en el agua, ojos verdes ediciones (2017)
  • JURADO:
    • I Certamen Relatos de terror (2017) Ed. Ojos verdes
    • Aforismos (2017) Ed. Ojos verdes

COLABORACIONES:

Puedes seguir a la autora a través de www.mireiagimenez.com


AULA UNDERGROUND: La Ciencia Ficción, Género y Subgéneros

Por David Lorén Bielsa

Hola a todos a una nueva entrada de Aula Underground. Hace no mucho estuve como ponente invitado en una mesa en la que se hablaba de ciencia ficción. Sin ser un verdadero experto en el tema, los que participamos allí sacamos algo en claro: que hay mucho desconocimiento aún de la ciencia ficción como género literario. Así pues, como ya sabéis lo mucho que me gusta hablar de géneros, en este artículo voy a intentar arrojar algo de luz sobre qué es la ciencia ficción, qué tipos hay y qué subgéneros forman parte.

En entradas anteriores he hablado de qué es la ópera espacial (un subgénero concreto), y también sobre otros subgéneros que acaban en «punk», pero lo que es la gran ciencia ficción, como bloque, se había quedado fuera hasta ahora. Curioso, ¿no?

Antes que nada, eso sí, hay que aclarar que la ciencia ficción es un género por sí solo. En ningún caso es un subgénero de la fantasía, como se empeñan a decir algunos. En realidad la ciencia ficción forma parte de lo que se conoce como literatura fantástica, que es un bloque que engloba los géneros de ciencia ficción, fantasía y terror, dejando bien claro que son tres géneros independientes y bien diferenciados.

LA CIENCIA FICCIÓN

Según la RAE, la ciencia ficción es un género literario, cuyo contenido se basa en logros científicos y tecnológicos imaginarios. Aunque esta definición se nos queda algo corta, así que voy a acudir a la wikipedia, donde me encuentro con esto:

Ciencia ficción es la denominación de uno de los géneros derivados de la literatura de ficción, junto con la literatura fantástica y la narrativa de terror. Algunos autores estiman que el término es una mala traducción del inglés science fiction y que la correcta es ficción científica. Nacida como género en la década de 1920 (aunque hay obras reconocibles muy anteriores) y exportada posteriormente a otros medios, como el cinematográfico, historietístico y televisivo, tiene un gran auge desde la segunda mitad del siglo xx debido al interés popular acerca del futuro que despertó el espectacular avance tanto científico como tecnológico alcanzado durante todos estos años.
Es un género especulativo que relata acontecimientos posibles desarrollados en un marco imaginario,cuya verosimilitud se fundamenta narrativamente en los campos de las ciencias físicas, naturales y sociales. La acción puede girar en torno a un abanico grande de posibilidades (viajes interestelares, conquista del espacio, consecuencias de una hecatombe terrestre o cósmica, evolución humana a causa de mutaciones, evolución de los robots, realidad virtual, civilizaciones alienígenas, etc.). Esta acción puede tener lugar en un tiempo pasado, presente o futuro, o, incluso, en tiempos alternativos ajenos a la realidad conocida, y tener por escenario espacios físicos (reales o imaginarios, terrestres o extraterrestres) o el espacio interno de la mente. Los personajes son igualmente diversos: a partir del patrón natural humano, recorre y explota modelos antropomórficos hasta desembocar en la creación de entidades artificiales de forma humana (robot, androide, cíborg) o en criaturas no antropomórficas.

Wikipedia

Y fijaos bien en la parte que os he puesto en negrita, puesto que es una definición muchísimo más compleja y a la vez completa, tanto que pronto os daréis cuenta de que las posibilidades son prácticamente infinitas. Puesto que podemos encajar dentro del género obras como 2001: Una Odisea Espacial o el ya famoso Cuento de la Criada, percibiendo entremedio un enorme y amplio espacio en el que crear. El límite es la propia imaginación.

Ahora, para incidir en esa idea de la cantidad de posibilidades que hay, quiero que miréis el siguiente gráfico, como si fuera el campo de juego de la ciencia ficción compuesto por cuatro cuadrantes:

En un extremo tenemos la ciencia ficción dura, aquella que se aposenta en teorías científicas plausibles y verosímiles, y en la que además los detalles técnicos tienen un especial peso en la trama. En el extremo contrario en cambio tendríamos la ciencia ficción más fantástica o blanda, aquella en la que la veromilitud científica no es relevante. Por otro lado podríamos hablar de una ciencia ficción reflexiva, más sesuda, que se centra en la parte moral de los conflictos o problemas generados en la historia, o una ciencia ficción aventuresca, donde lo importante es la acción, la adrenalina y el mero entretenimiento del lector. Como veis, entre esos cuatro extremos, tenéis un campo de juego espectacularmente amplio, quedando claro que la ciencia ficción no tiene porqué ser siempre igual.

Os invito a que penséis en historias de ciencia ficción que conocéis (incluyendo películas) y juguéis a situarlas dentro del gráfico que os he puesto, en uno de los cuatro cuadrantes.

Otro detalle importante cuando hablamos de ciencia ficción es que se trata de un género que es muy fácil de hibridar con otros, llegando al caso de que hoy en día no hay ningún otro género que no se haya hibridado ya con él. Hay incluso novelas de ciencia ficción que se hibridan con el género erótico y con la histórica. Así que no hay límites tampoco en ese sentido. Algunas de estas combinaciones, además, ya se han convertido en subgéneros concretos.

Ciclopeam 4731 por Héctor R. A.

SUBGÉNEROS

Ciencia Ficción Dura:

Aunque antes hemos dicho que era más bien un tipo de ciencia ficción, también está considerada como un subgénero por sus más fieles seguidores, que además suelen ser también muy exigentes. Estas obras se caracterizan por contener un trabajo de documentación científica extremo, donde abundan los detalles técnicos que aportan gran verosimilitud a los avances científicos de los que habla.
Como ejemplo de ciencia ficción dura, os presento a Robert L. Forward, científico que desarrollaba ideas para nuevos métodos de propulsión espacial, que luego eran investigadas por la NASA. Dos obras de ejemplo serían Camelot 30K y El Mundo de Roche.

Ópera Espacial:

Dado que ya he hablado en otra entrada sobre este subgénero, os dejo el enlace: LA ÓPERA ESPACIAL.
Ejemplos de ópera espacial son la Trilogía de Fundación de Isaac Asimov, 2001: una Odisea Espacial de Arthur C. Clarke, Dune de Frank Herbert, La mano izquierda de la oscuridad de Ursula K Le Guin y El despertar del Leviatán de James S. A. Corey . Como veis, las posibilidades son infinitas, tratándose de un género muy variado con inmensas posibilidades, no solo en cuanto a estilo, sino también a tono.

Ciberpunk, Biopunk, Steampunk y otros punk:

Sobre estos subgéneros, que son muchos (y que también son estilos visuales muy concretos), ya he hablado en otra entrada. Así que os dejo el enlace: CIBERPUNK, STEAMPUNK Y OTROS PUNK.
Ejemplos de obras de este tipo podrían ser Carbono Modificado de Richard Morgan, La Estación de la calle Perdido de China Miéville.

Tecnothriller o tecno-thriller:

Cuando se hibrida el thriller con la ciencia ficción emerge este subgénero. En él, las explicaciones científicas deben ser aparentemente lógicas y formar parte del eje central de la trama, ya que muy posiblemente algún ingenio científico sea la clave que provocará el conflicto a resolver. La mayoría de ellas, aunque no es obligatorio ni mucho menos, se suelen ambientar en futuros muy cercanos.

Uno de los padres del tecnothriller es Michael Crichton, con La amenaza de Andrómeda o Parque Jurásico. Aunque también podemos considerar a Tom Clancy como otro de los padres, al menos de lo que se conoce como tecnothriller moderno y/o militar (lo que también se llama ciencia ficción militar), con La caza del submarino ruso (o La caza del Octubre Rojo), así como Operación Rainbow.

Apocalíptica y Postapocalíptica:

Estos subgéneros suelen enfrentar a la humanidad a grandes desastres (en el caso de la apocalíptica), ya sean naturales, astronómicos o incluso alienígenas, así como también a las consecuencias posteriores (en el caso de la postapocalíptica), y la trama central suele rondar alrededor de la supervivencia. No solo se pueden aprovechar para elucubrar sobre un posible fin de la especie humana (aunque podría ambientarse en otros mundos o especies inteligentes), sino también para un éxodo espacial. Y aunque a veces lo importante (en el caso de la apocalíptica sobre todo) parezca el artificio desplegado para la extinción, en realidad suele ser la moralina sobre lo frágil que somos o sobre lo mal que tratamos nuestro hogar. En el caso de la postapocalíptica, suele ser más importante el estudio de la naturaleza humana una vez se la ha empujado a un punto tan extremo.

Como punto aparte, señalo aquí el Género Z, más propio de la literatura de terror y que ya se ha convertido en un subgénero en sí mismo, pero que puede plantearse desde el punto de vista apocalíptico (en mitad de una infección), o en un punto posterior (cuando la infección ya se ha extendido y solo han sobrevivido pequeños grupos).

Varios ejemplos de este apartado pueden ser La guerra de los mundos de H.G. Wells, Soy Leyenda de Richard Matheson, Guerra Mundial Z de Max Brooks y La Carretera de Cormac McCarthy.

Utopía y Distopía:

Estos dos subgéneros son dos caras de la misma moneda, donde se especula con sociedades hipotéticas; sobretodo en su estructura, ordenación y sistema de gobierno. Así como la utopía desarrolla una sociedad en apariencia ideal, la distopía es claramente indeseable con claros elementos negativos.

Poner dos ejemplos es nombrar a los padres de este subgénero. Por un lado tenemos a Un mundo feliz de Aldous Huxley y 1984 de George Orwell, la primera como utopía y la segunda como distopía. Por poner un ejemplo también más moderno, tenemos El cuento de la criada de Margaret Atwood, demostrando que el feminismo también tiene una fuerte cabida en el mundo de la ciencia ficción, usándolo como campo de juego especulativo.

Ucronía:

Dentro del campo de la especulación, es muy divertido coger la historia que conocemos y cambiarla en algún momento cronológico concreto. Básicamente consiste en decir: esto ocurrió de otro modo, y comenzar a suponer cómo se habría desarrollado la historia de suceder eso. Con esta premisa tan básica (aunque nada fácil de aplicar), tenéis la ucronía. Es una realidad alternativa ficticia en la que los hechos se sucedieron de forma diferente a cómo los conocemos. Por poner tres ejemplos de esto, podríamos hablar de la no extinción de los dinosaurios, de la no caída del Imperio Romano o de la victoria de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Y ya que antes hablábamos de híbridos, la ucronía es, nada menos, que un clarísimo híbrido de ciencia ficción con novela histórica. Dado que la documentación histórica es muy importante si se quiere desarrollar una ucronía verosímil, algo vital para que el pacto ficcional con el lector funcione correctamente. También cabe destacar que muchas veces estas ucronías entran en el terreno de otros subgéneros que mencionamos aparte, como por ejemplo el steampunk, los viajes en el tiempo o los multiversos.

Ejemplos de novela ucrónica son: El hombre en el castillo de Philip K. Dick, Roma Eterna de Robert Silverberg y La máquina diferencial de William Gibson y Bruce Sterling.

Viajes en el tiempo y multiversos:

Pongo estos dos subgéneros juntos, porque uno muchas veces suele emanar del otro, al igual que están muy conectados con el subgénero anterior, el de la ucronía. Obviamente es evidente que se iba a usar la ciencia ficción también para especular qué ocurriría si viajábamos en el tiempo. Dada la falta de pruebas científicas evidentes, podemos elucubrar con teorías más conservadoras (en las que no se puede cambiar el pasado o este se corrige a sí mismo), o el clásico efecto mariposa (donde pequeñas modificaciones provocan grandes cambios) o la creación de multiversos, uno por cada decisión tomada o cambio en el pasado. Por no hablar del viaje al futuro, claro, con la consiguiente vuelta al pasado para cambiarlo.

Vamos con unos ejemplos fáciles: La Máquina del Tiempo de H.G. Wells, Rescate en el Tiempo de Michael Crichton y El Fin de la Eternidad de Isaac Asimov. Y ahora diréis: «pero si estos tres autores son repetidos», pues sí…

Ciencia Ficción de Aventuras:

La ciencia ficción también puede servir para mostrar escenarios que arrastren al lector a una gran aventura, que evidentemente entrará en el terreno de la especulación. Este subgénero, en realidad, hoy en día suele hibridarse con los otros, por lo que muchísimas novelas de ciencia ficción entrarían en la etiqueta de aventuras, aunque hablemos de Ópera Espacial o Viajes en el Tiempo.

Como ejemplo, tenemos que nombrar al padre de este subgénero, el famosísimo Julio Verne y algunas de sus obras, que tenían un gran componente de viaje y exploración: Viaje a la Luna, Viaje al centro de la Tierra y 20.000 leguas de viaje submarino. Y sí, he elegido queriendo tres novelas en cuyo título encontramos la palabra «viaje».

Horror Espacial y Horror Cósmico:

Cuando se hibrida el terror con la ciencia ficción se crean subgéneros como estos. Ya sea porque se sucede en el espacio, porque la amenaza viene de fuera del planeta o incluso de otro universo, se enfrenta a los protagonistas al miedo a lo desconocido. Nótese, por poner un ejemplo, que incluso se puede hacer Género Z en una nave espacial. Además, es un subgénero que se ha popularizado muchísimo también fuera de la literatura, como por ejemplo en cine, videojuegos o juegos de rol, por mencionar solo otros medios.

Uno de los padres indiscutibles del horror cósmico es sin duda H.P. Lovecraft y toda la ambientación que se deriva de Los Mitos de Cthulhu. Vamos a poner portadas de varios relatos: Dagón, En las montañas de la locura y El color surgido del espacio.

Ciencia Ficción Pulp:

El término «pulp» se popularizó debido a publicaciones baratas y de escasa calidad material que se centraba en la explotación de la temática morbosa y sensacionalista, normalmente en formato de revista, novela muy corta o incluso cómic. Poco a poco, la cultura pulp se fue refinando, hasta conseguir toda una legión de adeptos que provocó que los autores pudieran ofrecer trabajos mucho más elegantes, sin perder nunca ese toque morboso, y cada vez más numerosos en formato novela corta. En el caso de la ciencia ficción, suele ser muy fantástica y poco verosímil, pero en la que cuyos lectores buscan el entretenimiento y consumo rápido. Pero el pulp puede abarcar el resto de los géneros fantásticos, como la fantasía y el terror, e incluso el noir.

El ejemplo más claro de publicaciones de ciencia ficción pulp es Flash Gordon, del dibujante Alex Raymond.

Superhéroes:

Este es un subgénero de sobras conocido, puesto que se trata de historias protagonizadas por seres humanos con capacidades metahumanas, ya sea de forma natural, por una modificación genética, accidental o gracias a tecnología propia de la ciencia ficción, con el fin de poder jugar con mayor libertad en el campo de la especulación. Este subgénero nació y se popularizó gracias a los cómics, y hoy en día existe toda una potente industria audiovisual que mueve cantidades ingentes de dinero. A pesar de que la presencia en formato literario clásico es escasa, puesto que básicamente lo encontraremos en novela gráfica.

Uno de los considerados mayores genios, es Alan Moore con, por ejemplo, Watchmen y La broma asesina.

Esta entrada podría ser aún más larga de lo que ya es, puesto que existen aún más subgéneros que podríamos rascar si seguimos investigando. Me he centrado en aquellos que considero más habituales o numerosos, pero seguro que podéis pensar en alguno que no haya nombrado. Si es así, podéis ponerlo en comentarios de esta entrada o en el grupo de facebook. Puede que me ayudéis a ampliar el artículo y hacerlo más largo aún.


Reseña de «Cinco Pinches Balas» y Entrevista a Sebastián E. Luna

Por David Lorén Bielsa

A medida que se acerca un Premio Literario Amazon, tiendo a hacerme un pequeño listado mental de novelas que me leeré durante el mismo. No suele ser muy largo, dado que me gusta leer cosas del premio y fuera de él —los atrasos que sigo yo—, por eso la selección debe ser muy precisa. «Cinco Pinches Balas» de Sebastián E. Luna fue una de las elegidas, y además adquirida en papel.

Los motivos son sencillos: la trayectoria literaria del autor, que me hubieran hablado maravillas de su prosa, el hype generado por él mismo con los fragmentos que ha publicado y el excelente arte de la portada. Se notaba que iba a ser un trabajo cuidado, de esos que están a un nivel muy alto y que encumbran la literatura independiente a una cota de calidad muy elevada.

La he leído con calma, con degustación, disfrutando de su trama y estilo, de sus personajes, de todo lo que supone. El género de aventuras llevado a un nivel tan alto como elegante. Pero ya me estoy adelantando. Primero, como suelo hacer, presentemos la sinopsis.

Portada de Bárbara Molins

Sinopsis:

Una inesperada noticia hace temblar los cimientos de la Casa Blanca.

Miami, 2004.

Un año después de la cacería que acabó con Nazario Pontejos, una enigmática mexicana acude a los detectives de Darko & Cía con una orden del narco: encontrar el oro que durante su juventud le sirvió para coronarse como el Faraón de la droga. Un antiguo tesoro que la Iglesia Católica perdió en un galeón que jamás llegó a su destino.

Pero el barco guarda sus propios secretos. Su bodega esconde algo más que piezas de oro, esmeraldas y rubíes. Un objeto descrito hace dos mil años que se creía desaparecido entre limbos de arena y tiempo.

El FBI lo sabe. Los nuevos cárteles también. Si los detectives no se adelantan en su búsqueda, cambiará el curso de la historia y el devenir de la humanidad. La clave para resolver el enigma reside en los entresijos de la obra artística de tres grandes genios del siglo XX.

Profana tumbas, resuelve enigmas, vive el misterio de una criatura ancestral, sobrevuela las azules aguas del Caribe, navega más allá del Triángulo de las Bermudas y enfrenta la furia del huracán.

¿Estás dispuesto a creer en la vida eterna?

«Allá fuera yace el oro de nuestro México, expoliado por hombres sin valor… Sal y encuéntralo».

Reseña:

Lo primero que debo hacer, como experto en géneros que decís que soy, es intentar categorizar esta obra dentro de uno. Eso ya en sí es todo un desafío, puesto que… ¿veis todos los elementos que salen en la portada del libro? Pues todos y cada uno están dentro, integrados en la historia. Así que Aventuras es el género que mejor le encaja, claro, pero no el único. Arranca como una auténtica novela negra, para convertirse en un thriller de acción, para acabar con unos adrenalíticos capítulos finales de pura aventura —diría que incluso a lo «Uncharted»— y, sobrevolando siempre por encima, unos sutiles elementos propios de la fantasía sobrenatural y algo de humor para amenizar la lectura.

Es una novela larga y, como tal, se toma su tiempo para arrancar. Es por ello que empieza con una escena típica de la novela negra, tal como es una clienta con tacones que entra al despacho de un detective. Pero que nadie se equivoque, puesto que en cuanto esta clienta empieza a hablar, Sebastián se carga el cliché al comprobar que toda su jerga es propia de una auténtica «morra mexicana». De ahí el título de la novela, puesto que gran parte de la misma tiene diálogos y expresiones mejicanas que nos arrancarán más de una sonrisa. A partir de ahí sigue con una cocción lenta —en ningún caso aburrida— que nos permite deleitarnos con la excelente construcción de los personajes, la ambientación y los diálogos, tres pilares fundamentales en los que el autor sustenta prácticamente toda la obra. El cuarto pilar, la trama, se nos va a ir esbozando poco a poco, sin prisas, para acercarse hacia un final que demostrará que no era simple y que valía la pena estar pendiente de los detalles, que no son ni mucho menos gratuitos e innecesarios. Y siempre sin abandonar la prosa que caracteriza a Sebastián: elegante, perfeccionista y repleta de recursos literarios. En muchas ocasiones, como autor independiente que soy yo también, me he descubierto tomando apuntes a medida que leía —a ver si se me pega algo de esa calidad—.

La novela tiene tantos y tantos elementos a analizar, que podría tirarme horas redactando un artículo mucho más largo de lo que debiera. Solo decir que todo en esta obra tiene su lugar, su explicación y su razón de ser, aunque a veces pensemos que el autor se está alargando en exceso. Pues no, incluso ese ritmo pausado del principio, que poco a poco se va acelerando a medida que avanza la investigación de los protagonistas, desemboca con gran acierto en un tramo final de infarto. Llegados a ese punto, los extensos capítulos son sustituidos por otros mucho más cortos que ayudan a agilizar la lectura.

Como decía, hay demasiadas cosas destacables en esta obra. Todos los elementos que se comentan en la sinopsis y en la portada —que no son pocos— están presentes. Que incluso el autor se haya adentrado en el «Triángulo de las Bermudas» me ha parecido una delicia, puesto que de joven me encantaba el tema. Narcos, FBI, un galeón perdido, el Triángulo, un huracán, y muchas otras cosas que prefiero no destripar… Pero voy a destacar un elemento en el que vale la pena detenerse un momento: los acertijos de la investigación. El autor ha pretendido dejar claro que solo unos personajes extremadamente inteligentes podrían resolverlos, y lo consigue, vaya si lo consigue. No son acertijos tontos que podríamos resolver cualquiera, al contrario. Sebastián ha cuidado muchísimo ese aspecto y eso hace que la novela, a pesar de su género, se visualice como algo de extrema verosimilitud.

En conclusión, me he encontrado con una de las obras más cuidadas en todos los aspectos que he leído en los últimos años. Una auténtica delicia aventuresca de principio a fin, digna de haberse postulado como finalista al Premio Literario Amazon 2020, no solo por el inmenso trabajo que se percibe tras ella, sino por la sobresaliente ejecución y presentación.

Una obra muy digna que podría codearse, sin que le hicieran sombra, con las más famosas de su mismo género en los estantes de las librerías —aviso para editoriales— junto con el cartelito de Best Seller.

Entrevista a SEBASTIÁN E. LUNA

He querido completar esta reseña con algo que no suelo hacer, pero que creo que la ocasión lo merecía. He pillado por banda al autor y le he pedido que me hable de esta magnífica obra. Muy atento y solícito, se ha enfrentado a mis inquisitivas preguntas. Creo que ha salido bastante bien airoso.

Cuando veo que Sebastián está conectado (online), la primera pregunta es prácticamente obligada, y no se me ocurre mejor forma de empezar la entrevista. ¿Cómo te surge la idea de escribir Cinco Pinches Balas?

Sebastián: La idea surgió sobre una bicicleta. Cuando la concebí hacía tiradas muy largas. Sesenta o setenta kilómetros de montaña. Solía llevarme un Ipod con listas de reproducción para amenizar el ejercicio. Un día, no sé cómo, descubrí un podcast de radio llamado La vida peligrosa, de Arturo Pérez-Reverte. Me enamoré al instante de la jerga mexicana y del modo de hablar de los personajes. Empecé a empaparme de todo tipo de obras relacionadas con la temática y a documentarme mucho sobre el tema. La historia fue surgiendo conforme los personajes adquirieron voz.

Bueno, iba a dejar esta pregunta para más adelante, pero ya que lo sacas…Todos los personajes tienen una gran personalidad, pero sin duda Elisabeth se lleva la palma. ¿Cómo ha sido estar en su cabeza?

S: Es complicado contestar sin hacer spoilers. Yo empatizo mucho con los personajes: me los creo, intento infundirles vida. Terminan siendo viejos conocidos para mí. Por lo tanto, cualquier cosa que les suceda, me afecta de un modo u otro en función de qué les ocurra. Elisabeth es un personaje con una fuerza descomunal. Cuando desarrollaba sus diálogos sentía su temple, su fuerza, su poder para con las situaciones por ser quién era. Ahora que lo pienso, puede que Elisabeth sea la verdadera causa por lo que la novela consiguió desarrollarse. Digamos que quería conocerla, saber más de ella. Espero que no me guarde rencor por las situaciones que la hice pasar. Todos sabemos que tiene muy malas pulgas.

Sin duda alguna. XD ¿Le llegaste a poner rostro? Ya sabes: una actriz, modelo…

S: No. Nunca he utilizado esos recursos. Sin embargo, siempre la vislumbré de un modo muy visual en mi cabeza. Hay una ilustración clara de ella en la primera página de la novela. Y tengo varios bocetos suyos que fui haciendo en libretas según desarrollaba el texto. Creo que llegué a cambiarla un par de veces de peinado.

Has comentando también antes que la novela ha tenido un proceso de documentación, que se intuye profundo, amplio —añado que inmenso—. ¿Hasta qué punto te has volcado en esa tarea para lograr el realismo y verosimilitud que logras de escenarios y situaciones?

S: La documentación de Cinco pinches balas abarca dos aspectos principalmente: El primero en cuanto al idioma que emplea Elisabeth y la «narcojerga» para ser más concretos. Para que te hagas una idea, rellené dos libretas completas con expresiones y aforismos mexicanos procedentes de multitud de novelas, podcasts, series de televisión… El proceso duró alrededor de unos cinco meses en los que memoricé, y no me estoy tirando el pisto, programas enteros de radio a base de tanto escucharlos. La segunda fase de documentación es la situación geográfica, en especial la ciudad de Miami; a la cual viajé en su momento, por lo que no me resultó muy complicado situar los elementos en escena. Google Maps, Earth… También son grandes colaboradores de esta novela.

S: Aun así, hay una nota previa a la lectura en la que pido mis más sinceras disculpas al público mexicano que pueda leer esta novela. Explico que no soy un autor mexicano, sino uno español que ha quedado prendado de la riqueza lingüística y expresiva del español mexicano. Con Cinco pinches balas, además de dar forma a una novela de aventuras, pretendí acercar al público castellanohablante esta riqueza.

Sinceramente creo que lo lograste, sin duda. Aunque no es justo que sea yo quien lo juzgue. Ya vendrán los mexicanos a hacerlo. Jajaja.

S: Jajajaja. Sí, estoy acojonadito.

¿Cómo se te ocurrió mezclar todos esos elementos, con personajes reales y el folklore que introduces en la obra?

S: La mezcolanza surgió por casualidad. Siempre intento imprimar mis libros de mis gustos personales. Yo escribo bajo dos premisas que creo que son fundamentales para que toda obra resulte creíble por muy inverosímil que resulte el argumento. La primera es disfrutar, y la segunda escribir sobre elementos que son conocidos.

S: Junte mis gustos literarios con personajes reales; genios artísticos contemporáneos, y resultó que hallé una línea de puntos que unía las obras de todos ellos. Fue un proceso fascinante. De hecho, encontré otras similitudes, accidentes casuales, que no llegué a incluir en la novela. Pero que me parecieron curiosos y me hicieron sentir que lo que escribía tenía un motivo. Como anécdota, te diré que en el capítulo en el que aparecen todas las coordenadas que ponen rumbo a la isla; es decir, el lugar en el que la situé por primera vez, es una isla caribeña en la que también hay una ciudad llamada Providence.

Una pregunta que puede que te parezca rara, pero puedes contestar con un sí o no si lo deseas. ¿Conoces la saga de videojuegos «Uncharted»?

S: Por supuesto que la conozco. La he jugado y rejugado un millar de veces.

Penúltima pregunta, obligada. Aunque es un libro autoconclusivo (y con un gran final…) ¿Existe la posibilidad de que expandas la ambientación con una nueva novela?

S: Seis pinches balas ya está en mi cabeza. Creo que eso responde todas las dudas.

¡Toma exclusiva! Me haces un hombre muy feliz. Y termino con una última pregunta. Es normal que los autores crezcan a medida que lo hacen sus obras. Que cada una sea más atrevida o compleja que la anterior. Sin valorar su solvencia (Cinco Pinches Balas es joven aún), ¿ha sido tu novela más ambiciosa hasta la fecha?

Sin duda alguna. No solo por extensión, sino por documentación y el complejo rompecabezas que resultó dotar de coherencia a todo el argumento. Ha sido un viaje largo, de los que dejan poso y marcan una cierta dirección hacia futuros proyectos.

Pues si hay algo más que quieras añadir…

S: Nada más. Agradecerte a ti en particular la entrevista, la lectura de la novela, y al blog en general la oportunidad y el espacio de poder aparecer en sus contenidos.

Ha sido un enorme placer leer tu obra, desde luego. Hasta la próxima, que la habrá, seguro…

Clica para ir a la página de compra

SOBRE EL AUTOR:

Sebastián E. Luna (38 años) es un autor madrileño afincado en la Sierra de Madrid.

Cursó estudios en filosofía y letras. Amante del deporte, la naturaleza, los destinos exóticos, el trabajo personal y las sabidurías orientales. Sus referentes literarios pasan por Poe, H.P Lovecraft, Haruki Murakami, Stephen King, Neruda y Cela entre muchos otros.

Desde muy temprana edad demostró un interés inusual por la lectura y la elaboración de sus propias historias. Ha escrito nueve libros y publicado seis, por el momento, a través de plataformas digitales de autopublicación.

Es un explorador de géneros literarios, según demande la trama de sus historias. Su bibliografía recorre el thriller, el terror, la aventura, el relato, la novela corta, el horror ecológico, romántica y poesía estelar (subgénero literario inaugurado en su poemario
Stardust).

Todas sus obras poseen un fuerte componente anímico, una querencia hacia la manifestación de una verdad íntima, de trascendencia.

Presencia en redes (reseñas o entrevistas):

https://dulcemerceblog.wordpress.com/un-cafe-con-dulce/

http://www.serretllibres.com/autorsebrencs/articles/cien-palabras-oscuras?fbclid=IwAR3_4rhqpPS2Mv3Z9NlcjmgDnkeBgbFaRmDy1NOlu1w7u50ovPxje8wL7GM

https://crucesdecaminos.blogspot.com/2020/05/cinco-pinches-balas-sebastian-e-luna-thriller-sobrenatural.html

Artículo publicado originalmente en https://enclaveliteraria.wordpress.com/


Reseña de «El Maestro de Ilusiones» de Alejandra de San Cristóbal

Por David Lorén Bielsa

Hoy toca reseñar la primera novela que leí de las que se presentaron al Premio Literario Amazon Storyteller 2021, una difícil elección dada la gran diversidad y calidad que se presentó aquel año. Me decanté por «El Maestro de Ilusiones» de Alejandra de San Cristóbal por tres motivos. El primero porque ya había leído recientemente a la autora, dejándome un muy buen sabor de boca. En segundo lugar porque se atrevió con una historia en apariencia atractiva, bien presentada y cuidada. Y en último lugar porque el estreno de este thriller juvenil con tintes fantástico levantó una gran expectación.

¿Merecida? Enseguida os lo desvelo. Pero en esta reseña, como ya sabéis lo mucho que me gusta hablar de Literatura Fantástica, trataré de enseñaros algunos elementos que hasta ahora no había tenido oportunidad.

Damas y caballeros, acompáñenme. Pasen, vean y decidan si quieren o no creer en la magia.

Sinopsis:

En 1825, un joven relojero recibe por error unos libros de magia que cambiarán su vida para siempre.
Durante el siglo XX, el gran Harry Houdini sorprende al mundo con sus habilidades.
En la actualidad, un profesor de universidad verá cómo su tranquilo mundo se desvanece sin previo aviso.
Tres hombres, tres épocas distintas, pero un solo misterio que los mantiene unidos.

Reseña:

Como veis es una sinopsis extremadamente simple y cortita, aunque tampoco necesita mucho más para sembrar el misterio que envuelve la obra.

Cuando antes la he calificado de thriller juvenil con tintes fantásticos, no es por casualidad. Además, podríamos añadir el calificativo de fantasía histórica y seguiría funcionando. Puesto que al llevarnos al pasado y añadirle el componente fantástico a la trama, me veo en la obligación de añadirla también en ese género, aunque lo haga de refilón.

Experta en la narración juvenil, Alejandra, para esta nueva obra, ha realizado un excelente trabajo de investigación y documentación para sustentar el misterio que envuelve la trama en tres épocas diferentes. La ambientación es sólida y aguanta bien incluso cuando se introducen ciertos elementos mágicos, dado que en ningún momento pierde su verosimilitud.

Narrada desde el punto de vista de personajes sencillos, pero simpáticos, no podremos evitar sentir una enorme simpatía por ellos. Esto es algo que ya le he visto hacer a la autora; que sus protagonistas caigan bien. Creo que ya forma parte de su sello personal.

En referencia al punto más importante, el thriller, el misterio, la autora se desenvuelve bien en dichas lindes. Solo le he hecho notar que me hubiera gustado un desenlace final con un crescendo un poco más acusado, pero es una cuestión de gusto personal. Solo es necesario ver la cantidad de lecturas y reseñas que ya acumula para detectar que es una historia que está gustando mucho. Quizá sea porque, a pesar de su sencillez, se ha atrevido a mostrar algo fresco y diferente a lo que ya nos tienen acostumbrados.

En conclusión, una excelente elección para todo aquel que la elija. Presenta una trama amena, dinámica y unos personajes encantadores, para resolver un misterio muy entretenido. Sin duda, un gran trabajo de Alejandra de San Cristóbal.

Clica sobre la imagen si quieres saber más

SOBRE LA AUTORA:

Alejandra de San Cristóbal, nacida en Vizcaya hace cuarenta años, se siente cántabra de adopción. Lectora voraz y diplomada en Educación Social, no se lanzó a publicar su primera novela, “Awen: Viajeros de la noche”, hasta el año 2018, marcando con ella el comienzo de una trilogía llena de aventura y fantasía. Tras este título llegaron “El segundo viaje Awen: La pirámide negra” y “El tercer viaje Awen: El volcán rojo”, dejando clara la predilección de la autora por los enigmas y acertijos, siempre presentes en sus historias. El 2020 es el año de su primera participación en el “Premio Literario Amazon”, con “El maestro de ilusiones” como candidata. En esta ocasión, nos presenta una novela de misterio que, conservando la esencia de la escritora, no dejará de lado la fantasía.

Artículo publicado originalmente en https://enclaveliteraria.wordpress.com/


Reseña de Uncharted, la película

Por Salvador Alba Márquez

Como primera reseña cinéfila que hago, seguramente me dejaré cosas en el tintero, no me lo tengáis en cuenta.

Esta película está basada en una saga de videojuegos homónima que, a pesar de haber adquirido su saga al completo, no he jugado por motivos de tiempo (sí, es para matarme), por lo que no puedo opinar sobre la adaptación. Como película en general es muy entretenida, llena de acción y emoción.

El inicio comienza con una escena que veremos al completo más adelante y que conecta con otra sobre el pasado del protagonista, muy necesaria para entender a los personajes y la resolución de la película. Luego tenemos la escena presentación del protagonista, Nathan Drake, interpretado por Tom Holland, en donde hace gala de sus habilidades y conoce al otro protagonista, Victor Sullivan, interpretado por Mark Wahlberg. A raíz de este encuentro se inicia la aventura que vivirán en busca del tesoro perdido de Magallanes.

Como no podía ser de otra forma, primero van a buscar en Barcelona, donde se inició el viaje capitaneado por Magallanes en el que pretendía dar la vuelta al mundo en barco. Es allí donde conocemos a la familia Moncada, que está detrás de la financiación de muchas guerras históricas quinientos años atrás y de la que Antonio Banderas, Santiago Moncada en la peli, forma parte, y es el «malo malísimo», junto a su padre, interpretado por un actor al que le tengo especial cariño, Manuel de Blas (los más viejos lo recordaremos por el obispo de la serie noventera ¡Ay, Señor, Señor!). A partir de aquí la película toma el rumbo de las persecuciones, resolución de acertijos, enfrentamientos y muchos giros; unos son previsibles y otros no.

Del tema interpretativo no diré gran cosa, ya que solo me doy cuenta cuando alguien es muy malo. En general están bien todos los actores y actrices, Tom Holland hace bien su papel, no recuerda a Spiderman, que ya es un gran logro. Hay un personaje que me ha gustado mucho, es Braddock, la más «mala» de la peli, la que reparte hostias como panes, interpretado por Tati Gabrielle. Como curiosidad, el personaje interpretado por Sophia Ali, tiene un gran parecido con Inma Cuesta y, como se situaba en Barcelona, pensé: «¡Anda, Inma! ¡Han tirado de talento patrio! Ah, no, que no es ella, buah».

Tango que advertir que como buena ficción de acción tiene mucho rollo y cosas imposibles, como la gran escena final y la ubicación del tesoro; yo cuando vi dónde se encontraba pensé: «¿en serio nadie lo ha encontrado sin querer?». Pero bueno, lo que cuenta es que merece la pena pagar la entrada y/o pagar la suscripción a plataformas digitales cuando esté disponible.

Algo que se me olvidaba mencionar son sus dos escenas post créditos, aunque en realidad están al principio de los créditos y a la mitad. ¿Qué contienen? No pienso destriparlo, pero son indispensables para todo aquel que le haya gustado la peli.


Reseña de la trilogía «AWEN»

En mi infancia vi multitud de películas, la primera que recuerdo con actores de carne y hueso de fantasía es Conan, calculo que tendría seis años. La segunda, años más tarde, fue “La historia interminable 3”. Me fascinaron sus personajes y me la tragué tantas veces que comenzó a darme miedo, por eso no la he vuelto a ver. Con Conan no me sucedió, entonces no tenía vídeo y no puede grabarla. Me ocurrió lo mismo con Pesadilla antes de Navidad. Ya de mayor hace unos 15 años vi Dentro del laberinto y, hace unas semanas, La historia interminable. Comprobé que me siguen gustando las películas dirigidas a la infancia, sobre todo, las que contienen personajes fuera de la realidad y transmiten buenos valores. Tengo clarísimo que Alejandra de San Cristóbal es fan de estas películas y se ha inspirado en ellas a la hora de crear su fantástica trilogía Awen. Pero, ¿cómo fue que decidí leerla…?

Llevaba tiempo viendo comentarios positivos sobre Awen, la gente recomendaba la novela y a mí me llamaba la atención quedándome mucha curiosidad dentro. Un día dije: me la voy a comprar, que si no se me va a pasar y no quiero quedarme con esa espinita clavada. Pues la compré y la tuve en reposo unos meses, hasta que la semana pasada dije: “¡Ea! Ahora me pongo con Awen y hago una reseña”. Pero resultó que ya estaba reseñada en el blog de LLEC y me daba vergüenza volver a reseñar lo mismo que otro compañero, por lo que decidí publicarla solo para mi desapercibido blog. Comencé a leer y en la cuarta parte del libro tuve clarísimo que querría continuar con las siguientes novelas. Y aquí estoy, reseñando la saga al completo con mi humilde opinión para daros a conocer unos libros que me han gustado mucho.

Título: «Awen: Viajeros de la noche»,
«Awen: La pirámide negra» y
«Awen: El volcán rojo»

Autora: Alejandra de San Cristóbal

Género: Fantasía, aventuras.

AWEN: Viajeros de la noche

Enlace de compra:  rxe.me/1790249880

Sinopsis de la primera entrega:

Fran, un chico de doce años con una triste existencia, llegará por accidente a un extraño lugar donde nada parece tener sentido. Junto a su nueva amiga Xyla, emprenderá un viaje repleto de enigmas, misterio, magia y aventuras, que le conducirá directamente hacia la verdad. Una verdad para la que tal vez no estén preparados, y que cambiará sus vidas para siempre.

Reseña:

El primer libro, “Awen: Viajeros de la noche”, nos presenta a Fran, un chico especial y solitario que se adentra en un mundo de fantasía donde encuentra a una compañera con la que vivirán muchas aventuras. Me ha gustado cómo la autora narra los acontecimientos, da muchos detalles y resulta muy fácil la visualización de la novela. Va dirigida a toda la familia, especialmente a los más pequeños, ya que no contiene violencia y la acción está basada en la búsqueda de respuestas, en la resolución de problemas (con unos acertijos muy ingeniosos) y en la superación y descubrimiento personal. Otro buen aliciente para los más pequeños y mayores con mente fantasiosa como yo, son los personajes variopintos y con personalidad propia que ha creado la autora, mi favorito de la saga es… bueno, mejor os lo dejo por aquí, que lo dibujé según mi mente, y mi mano, me indicaron.

Demio según Salvador

A priori puede parecer una novela predecible, pero no todo es oro parece y plátano es. ¡A que no te lo esperabas! Pues eso me ha pasado con la resolución del primer volumen, estaba convencido de una cosa y no acerté.

AWEN: La pirámide negra

Enlace de compra:  rxe.me/1091432392

Sinopsis segunda entrega:

«Fran, Xyla, sé que podéis escucharme, y no estoy seguro del tiempo del que dispongo para comunicarme con vosotros». Así comienza el enigmático y angustioso mensaje de Sandro a los dos jóvenes, que un par de años después del descubrimiento acerca de su origen y destino, se embarcarán en una peligrosa misión a contrarreloj. Un extraño objeto oculto, animales fantásticos, seres mitológicos y el reflejo de tres lunas llenas, esconden mucho más de lo que ellos mismos esperaban encontrar.

Reseña:

El segundo volumen, “Awen: la pirámide negra”, narra las aventuras de los amigos Fran y Xyla, que tendrán que realizar una búsqueda a contrarreloj para salvar a su mentor. A diferencia de la anterior, el conflicto principal aparece muy pronto dando comienzo a las hazañas de los jóvenes que deberán resolver multitud de puzles y acertijos con sus habilidades personales como ya hicieron en la primera novela. En esta entrega también aparecen personajes fantásticos y entrañables que ayudan a los protagonistas o les entorpecen según su esencia. Tanto en esta entrega como en la anterior me ha encantado el halo de inocencia que le ha dado a la historia y sobre todo a los personajes principales, pues son niños y actúan como tal, aunque le encuentro un punto más de madurez que en la anterior. La trama se resuelve con revelaciones muy interesantes que hacen del final inesperado a la par que sorprendente. Awen: la pirámide negra es el episodio que más me ha gustado en general de las tres.

AWEN: El volcán rojo

Enlace de compra:  rxe.me/1696735033

Sinopsis tercera entrega:

Apariciones misteriosas y unas importantes revelaciones del pasado marcan el inicio de esta nueva aventura. Fran y Xyla, con casi dieciocho años y nuevas habilidades, se enfrentarán a la que puede ser su última misión. Siguiendo la pista de un antiguo viajero, se adentrarán en las entrañas de un volcán, que se eleva amenazante en medio de una tierra hostil.

Reseña:

En la tercera entrega, “Awen: El volcán rojo”, continúan las aventuras de Fran y Xyla con algo  más de edad y madurez evidenciadas en sus actitudes y comentarios. Esta última parte de la trilogía comienza con una escena que me encantó como amante de la fantasía y los personajes demoledores. (No doy más datos, descargaos la muestra gratuita y leed la escena, no muestra ningún spoiler). A partir de los acontecimientos que se exponen, llegan a la conclusión que da comienzo a la nueva aventura en la que deberán adentrarse en el volcán rojo para solucionar sus problemas teniendo que lidiar con el dilema de renunciar a una de sus habilidades más importantes para poder conseguir su objetivo y con algunas dificultades más peligrosas que en las anteriores ocasiones. Aquí también encontraras nuevas criaturas y personajes peculiares, de buen corazón o unas alimañas, según los ha creado su autora. La trama principal deriva a otro mundo creado por un autor muy conocido y referente de a la ciencia ficción, fantasía y aventuras, demostrando una documentación magnífica. Sobre el final de la entrega solo diré que es satisfactorio y el de la saga puede que aún más incluyendo alguna sorpresita antes del punto y final.

En general:

Como me viene sucediendo últimamente con lo que leo, no encuentro grandes pegas o puntos negativos, pues todo es relativo. Si tengo en cuenta la saga entera lo veo perfecto, pero si solo valoro el primer libro creo que el inicio, hasta el comienzo del conflicto principal, es un poco largo, pero no lo es tanto como para dejar de leer. Otro suceso que me ha llamado la atención en la última novela es una acción que incumbe a unos champiñones y unos palos que no veo factible si consideramos la fortaleza física de cada personaje. Por último quiero mencionar una pequeña decepción. Y ha sido culpa mía, pues esperaba algo que no está en la línea de las tres novelas, y ha sido simplemente la manera tan rápida (aunque dramática) del fin de los “problemas”. Esperaba algo más espectacular y apoteósico. Me ha sucedido como a muchos fans de Juego de Tronos, que esperaban un final épico que realizasen sus sueños, cuando temporada a temporada cada final ha sido decepción tras decepción, si no ¿cómo calificaríais el final de la primera temporada?

Cada novela es autoconclusiva y diría que se puede leer en cualquier orden, aunque lo ideal es en el que lo ha creado la autora. La verdad es que se me hace extraño no volver a leer nuevas aventuras de estos personajes. Sugiero nuevas novelas con los seres fantásticos de los distintos mundos, pero mientras llega ese día tengo pendiente “El Maestro de Ilusiones” ya reseñado en este blog.
Quiero resaltar, antes de la conclusión final, la evolución de la autora, pues ha ido puliendo su narrativa y se ha superado en cada entrega.

Conclusión:

En general es una saga digna de leer si te gustan los seres fantásticos, las aventuras y los enigmas. Se lee muy fácil, empatizas con los personajes y es muy divertida. Como añadido muestra unos valores que serían de agradecer para toda la sociedad si todos los tuviéramos presentes.

Puedes adquirir estas novelas en los siguientes enlaces:
Awen 1, viajeros de la noche:  rxe.me/1790249880
Awen 2, la pirámide negra:  rxe.me/1091432392
Awen 3, el volcán rojo:  rxe.me/1696735033

Nota: Esta reseña fue publicada en origen en el blog del Grupo LLEC el 9 de septiembre de 2022.


Reseña de «Blanca Oscura: el destino de África» de Jorge y Óscar Rodrigo

Como ya sabéis, siempre o casi siempre hilo las películas con las reseñas que hago. Y sí, esta vez no va a ser menos. Uno de los géneros de los que he hablado poco y que también me gusta es el género de aventuras… También el género de humor… Y las road movies… Y la acción… Y la mitología… y empiezo ya la reseña, que me voy por las ramas, pero antes me repito diciendo que esta es una simple opinión personal realizada por un simple lector.

Título: Blanca Oscura: el destino de África

Autores: Jorge y Óscar Rodrigo

Género: Aventuras, fantasía, drama.

Sinopsis:

Hola, me llamo Diara, tengo dieciséis años. Soy albina y tengo ebú; como dice el chamán de mi pueblo, en Tanzania. Acompáñame a atravesar el continente africano hasta llegar a Europa en un viaje que te descubrirá sorprendentes parajes y culturas de Norte a Sur y de Este a Oeste en una tierra sin fin en la que múltiples peligros nos aguardan. ¿Por qué? por mi piel. Quien no quiere mi carne para utilizarla en un ritual me quiere bajo tierra por motivos políticos. Conocerás la diferente y rica mitología de mi tierra, por fuerza, ya que los dioses que habitan en el Kilimanjaro me tienen un destino reservado, pero no todos ellos están de mi parte. Ven conmigo, no temas. Pero te lo advierto, esta aventura es solo para temerarios.

Enlace de compra: rxe.me/1795649917

Reseña:

Los géneros que he nombrado en la entradilla no están escogidos al azar, ni me han venido a la mente por ciencia infusa ni ósmosis, son los géneros que se mezclan en esta gran novela. Además, me dejo otros muchos como el drama y los hechos reales, pues en ambientes, costumbres, culturas y situaciones auténticas está cimentada esta historia de ficción.

Como se puede apreciar en la sinopsis, la historia está narrada en primera persona, exceptuando ciertas escenas en las que no está presente la protagonista. Durante el transcurso de la historia, el autor mezcla los géneros anteriormente mencionados de una manera natural, sin desentonar, de modo que te va guiando por muchas emociones, desde la tensión a la ternura y de ahí a la calma y vuelta a la acción. Si por algo se caracteriza es por esto mismo: la acción. No dejan de suceder hechos, tanto basados en la realidad, como otros fantásticos e incluso sobrenaturales.

No es la primera vez que leo a Óscar Rodrigo y si algo me gusta de él son sus personajes. Cada uno tiene su personalidad propia, sus virtudes y defectos. Consigue que a unos lo odies, con otros te encariñes y con otros te partas de risa. En definitiva, parecen tener vida propia, incluso los “villanos” la tienen.

La novela tiene un vocabulario muy, muy amplio, con palabras que seguro no conocías muy repartidas a lo largo de los capítulos. Éstos los querrás devorar conforme leas las páginas tanto por saber qué le depara a Diara, como por conocer la cultura africana que te muestran los autores a lo largo de los acontecimientos.

Quiero destacar que es un final conmovedor, digno de esta gran obra. Y, si llegas al final, puedes obtener un extra que, por supuesto, no te voy a decir cuál es…

En esta ocasión no he encontrado una palabra que me haga rabiar por dentro je, je, je. Sin embargo, hay dos puntos que les doy negativos, aunque son pequeñeces. Una es inevitable: al principio se nombran muchos personajes con nombres africanos a los que no estás acostumbrado y no te acuerdas quién es quién, pero, conforme lees, todo eso queda atrás. Y otra cosilla que no me ha gustado ha sido la manera de introducir una explicación.

En este punto habrá acabado la reseña, a falta de la conclusión, pero quiero manifestar un hecho que me sorprendió al darme cuenta, y es que esta novela tiene muy pocos comentarios en Amazon. Quiero animaros a dejar reseñas en Amazon u otras plataformas de venta o difusión, aunque sea, una escueta impresión de la obra. Los autores lo agradecerán.

Conclusión:

Es una novela multigénero para amantes de la aventura, fantasía y el drama, principalmente. Engancha tanto la trama como el mundo que le rodea, es agradable de leer, te lleva por muchas emociones distintas. Y es muy enriquecedora, tanto por la cultura como por su escritura.

Puedes adquirir esta novela en el siguiente enlace: rxe.me/1795649917

Nota: Esta reseña fue escrita en origen en el blog del Grupo LLEC el 11 de mayo de 2021.